top of page

Anuncia OSY obras que revolucionaron la música del siglo XX

- Interpretará Octeto de Stravinsky y el Concierto para 4 Cornos de Hübler

- Los músicos de la orquesta interpretarán como solistas innovadoras obras

- Como broche de oro, la OSY tocará La muerte y la doncella de Schubert



Con un ensamble de alientos metales y maderas, otro de cuatro cornistas y una orquesta de cuerdas, la Sinfónica de Yucatán interpretará este fin de semana obras de Stravinsky, Hübler y Schubert, un singular repertorio que representa un eslabón importante en la evolución de la música del siglo XIX al XX.


Bajo la batuta de José Areán, las secciones instrumentales de la OSY tocarán por

separado Octeto del ruso Igor Stravinsky (1882-1971); el Concierto para 4 cornos

del alemán Carl Heinrich Hübler (1822-1893) y La muerte y la doncella del

austriaco Franz Schubert (1797-1828) con arreglo de. Gustav Mahler.


Las presentaciones serán los días viernes 19 y domingo 21 de abril a las 20:00 y

12:00 horas, respectivamente, en el auditorio del Palacio de la Música, como parte

de la ampliación de su repertorio con nuevas obras que le dan a la orquesta

solidez y proyección tras cumplir 20 años de actividades artísticas.


La sinfónica abrirá su octavo programa de la temporada 41 con la interpretación

de “Octeto” del ruso Stravinsky, una innovadora partitura que combina cuatro

instrumentos de viento-madera y cuatro de metal (flauta, clarinete, dos fagotes,

trompeta en do, trompeta en la, trombón tenor y trombón bajo).



Estrenada por el propio Stravinsky el 18 de octubre de 1923 en la Ópera de París,

la obra tuvo fría recepción, un escandoloso silencio. Unánime fue la

desaprobación de la prensa parisina. Todo el mundo se preguntaba por qué

Stravinsky cambió su herencia rusa a un estilo neoprimitivo propio.


Tal como ocurrió con otras creaciones suyas, con las cuales rompió esquemas y

convenciones en la música, Stravinsky decepcionó con el Octeto de estilo

neoclásico. Sin embargo, el resultado fue una obra basada en formas

tradicionales, llena de vivaz ingenio y elegante contrapunto.


“Nadie podría haber previsto que el Octeto estaba destinado a influenciar a los

compositores de todo el mundo para llevar la objetividad latente de la música

moderna a la plena conciencia adoptando francamente los ideales, formas y

texturas de la era prerromántica", anotó la musicóloga Kathy Henkel.


El tiempo ha dado la razón al compositor, hoy considerado el revolucionario del

siglo XX en el campo de la música.

En la siguiente pieza del programa, los ejecutantes del corno francés Juan José

Pastor, Davide Fanchin, Edith Gruber y Daniel Espinosa, atrilistas de la OSY,

unirán sus talentos para interpretar el singular Concierto para 4 cornos del alemán

Hübler en sus tres tiempos contrastantes: allegro maestoso, andante y vivace.

Carl Heinrich Hübler asistió en 1849 a la interpretación privada en Dresde

del Konzertstück de Robert Schumann para cuatro trompas y orquesta con la

asistencia del propio compositor. El hecho inspiró a Hübler a componer su

propio Konzertstück para cuatro trompas y orquesta entre 1854 y 1856.


No son muchas las obras para cuatro cuernos y orquesta. Entre los trabajos más

conocidos está el concierto compuesto en 1817 por Georg Abraham Schneider,y

el Concierto para 4 cuernos Op.86 que Robert Schumann compuso en 1849 en

Dresde, Alemania.



En la parte final del programa, la OSY interpretará una versión para orquesta del

Cuarteto No. 14 en re menor conocido como La muerte y la doncella de Schubert,

cuyo tema es el de una joven moribunda, cuyas reacciones ante la fatalidad,

componen el segundo movimiento y da nombre a toda la pieza.


Estrenado en Viena el 1 de febrero de 1828, pocos meses antes de la muerte de

Schubert, el cuarteto se convirtió en una versión para orquesta de cuerdas gracias

al compositor Gustav Mahler, quien respetó la estructura de la composición, por lo

que no hubo añadidura, variación o modificación.


Cuando compuso su cuarteto, Schubert pasaba un periodo muy complicado de su

vida, negando el amor y la amistad, preso de sífilis y terriblemente débil, lo que

quedó reflejado en el carácter de esta obra. El músico murió el 19 de noviembre

de ese año con apenas 31 años de edad.


El cuarteto, que inicialmente está escrito para dos violines, viola y violonchelo,

dura entre 35 a 40 minutos y consta de cuatro movimientos: Allegro,

Andante con moto, Scherzo Allegro Molto y Presto.


La OSY puso a disposición los boletos (300 pesos) en la recepción del Palacio de

la Música o bien es posible adquirirlos en línea en la página web


Boletín oficial Orquesta Sinfónica de Yucatán




3 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page